- RESUELVE TUS DUDAS - 

¿Puedo comprar un exoesqueleto para casa?


NO. Los exoesqueletos de miembros inferiores fabricados por Gogoa están destinados a ser utilizados en un entorno clínico controlado tanto público como privado. Debido a ello, estos productos solo pueden ser comprados por perfiles sanitarios, con el objetivo de rehabilitar y dar seguimiento a la rehabilitación de sus usuarios. Desde Gogoa ofrecemos servicio de rehabilitación en el centro Onbideratu y Movex Clinics.




¿Qué puedo conseguir con una rehabilitación con exoesqueleto?


El exoesqueleto HANK de Gogoa es un equipo médico robótico cuyo objetivo es rehabilitar la marcha humana. La rehabilitación con exoesqueleto es complementaria a otras terapias y fases de rehabilitación. Con el exoesqueleto se consiguen mejoras en menos tiempo, ya que se trabaja la repetitividad constantemente de una manera más eficaz. Tras una terapia intensiva con el exoesqueleto se logra mejorar y corregir el patrón de marcha y aumentar la autonomía del usuario. El objetivo del exoesqueleto BELK es rehabilitar la rodilla tras una cirujía o lesión, consiguiendo mayor rango de movilidad articular en menos tiempo.




¿Puedo usar el exoesqueleto con un familiar?


NO. El usuario principal de los exoesqueletos son los perfiles sanitarios. En el caso de HANK, los usuarios que se visten el exoesqueleto son personas que han sufrido un ictus, tienen una lesión medular, lesiones neurodegenerativas o movilidad reducida en los miembros inferiores. PD: para poder ser usuario del exoesqueleto HANK es imprescindible superar una serie de requisitos. En cuanto al exoesqueleto de rodilla BELK, los usuarios son personas que han tenido una operación quirújica en la rodilla.




¿Puedo utilizar el exoesqueleto en la calle?


NO. Los exoesqueletos de miembros inferiores fabricados por Gogoa solamente pueden ser utilizados en entornos clínicos como hospitales y centros de rehabilitación. Esto se debe a que el objetivo de nuestros productos es rehabilitar y no asistir.




¿Cómo puedo controlar y comandar el exoesqueleto?


Los exoesqueletos HANK y BELK se controlan mediante una app que está instalada en una tablet. A través de ella se puede comandar el exoesqueleto y configurar la marcha: modificar los máximos y mínimos angulares, aumentar y disminuir la velocidad y seleccionar la asistencia entre otras cosas. El exoesqueleto se puede utiliza junto con otros elementos de apoyo como muletas, grua o paralelas. El personal sanitario será es responsable de diseñar el tratamiento optimo según las necesidades y caracteríticas del usuario. El exoesqueleto de mano Hand of Hope hace uso de sensores electromiográficos por lo que recibe la señal del usuario para realizar el movimiento.




¿Existen diferentes tallas de exoesqueletos?


No, los exoesqueletos están diseñados para adaptarse a diferentes fisionomías. Está destinado a personas que miden entre 1,5m-1,9m y no pesan más de 100kg.




¿Por qué utilizar un exoesqueleto en la rehabilitación?


El aprendizaje se basa en repetición y el exoesqueleto es capaz de realizar el mismo movimiento un millón de veces, en este caso, el patrón de marcha seleccionado según las necesidades del usuario. De esta manera, se consigue rehabilitar la marcha de una manera constante y precisa, teniendo el control de la evolución. Esta precisión y constancia en la rehabilitación no se consigue con un tratamiento manual.




¿Qué diferencia hay entre un exoesqueleto rehabilitativo y asistivo?


Exoesqueleto de rehabilitación: el objetivo del producto es rehabilitar, por lo que el principal usuario es un personal sanitario que evalúa el tratamiento del usuario con el producto. Está diseñado para adaptarse a diferentes dimensiones y poder abarcar un mayor número de usuarios. Además, estos exoesqueletos solamente pueden ser usados en centros de rehabilitación o en entornos clínicamente controlados. Exoesqueleto asistivo: su función es asistir al usuario en su día a día en actividades cotidianas y compensar una lesión, discapacidad o patología. Son productos personalizados y diseñados según las necesidades de usuario, ya que el cliente final es solamente una persona. En este caso, el usuario es el mismo que se viste el exoesqueleto para poder comandarlo. En el caso de Gogoa, actualmente solamente fabrica exoesqueletos de rehabilitación para lesión medular, enfermedades neurodegenerativas o ictus.